¿Cómo mejorar la estimulación sexual?

17 marzo 2020

como mejorar la estimulacion sexual - sadhana center

El sexo es fundamental en una pareja, ya lo sabemos. Por ello necesitamos que la estimulación sexual, tanto femenina como masculina, sea lo mejor posible. Aunque no siempre es así.En ocasiones nos encontramos con algunos obstáculos en nuestra vida que no nos permiten que nuestro apetito sexual sea lo más óptimo posible. ¿Por qué ocurre esto? ¿Cómo podemos mejorar la estimulación sexual femenina y la estimulación sexual masculina? ¿Qué beneficios tiene?

Beneficios de la estimulación sexual

La estimulación sexual provoca en nuestro cuerpo y en nuestro organismo multitud de beneficios:

Uno de los principales beneficios es que nos ayuda a conocernos a nosotros mismos. Cuando practicamos sexo con otra persona, nos gusta disfrutar, pero para ello es importante habernos explorado primero y saber qué nos gusta, para así poder transmitírselo a la otra persona.

Además, está demostrado científicamente que la estimulación sexual nos ayuda descansar mejor en nuestra etapa del sueño. La serotonina que libera el orgasmo fabrica melatonina, que es la hormona encargada de favorecer los ciclos del sueño. Por tanto, es adecuado decir que existe una relación directa entre el sexo y el sueño. Sin embargo, el orgasmo también genera la noradrenalina, una hormona que aumenta nuestra frecuencia cardíaca y que consigue activarnos durante un periodo corto de tiempo.

La estimulación sexual es un acto que combate el estrés, la tristeza, la tensión o la ansiedad. Esto es gracias a otra hormona que libera el clímax, la oxitocina. Una hormona que nos ayuda a reducir el estrés y a relajarnos, y que también provoca nuestras ganas de sociabilizarnos y ser más comunicativos y creativos. Esto, añadido a la dopamina y otras endorfinas que son liberadas tras el orgasmo, nos ayudan a disminuir el dolor y a aumentar nuestro sentimiento de amor hacia los demás (o hacia nosotros mismos si la estimulación sexual ha sido en solitario).

Por último, otro beneficio para la salud que aporta la estimulación sexual es que ayuda a protegernos de enfermedades cardiovasculares y prevención de otras enfermedades gracias a la elevación de niveles de inmunoglobulina, que ayuda a protegernos de infecciones y virus. Además, mediante la actividad sexual realizamos actividad física que será relevante para mantener nuestro peso.

En definitiva, es importante mantener una vida sexual activa. Hemos de entender que el sexo no debe estar reñido con la edad: “el sexo no es solo cosa de jóvenes”. Podemos mantener una buena actividad sexual con una edad avanzada, es cuestión de actitud y debemos de ser conscientes de todo lo que ello nos aporta.

Cómo favorecer la estimulación sexual en mujeres

Existe un falso mito, aunque bien es cierto que hoy en día prácticamente no se tiene esa percepción, de que los hombres tienen un mayor apetito sexual que las mujeres. No, no es cierto. Aunque hay estudios que revelan que los hombres piensan en sexo unas 19 veces al día y las mujeres en torno a 10, hombres y mujeres tenemos las mismas necesidades de mantener relaciones sexuales, si bien es cierto que los ciclos funcionan de manera distinta y las motivaciones de cada sexo también son diferentes.

La estimulación sexual femenina alcanza su punto álgido a los 35 años, aunque dependerá de la rutina que lleves en tu relación. Estos son algunos consejos para no caer en un aburrimiento rutinario favorecer la estimulación sexual femenina:

Imaginar e innovar

Es cierto que los primeros años de noviazgo son los más propicios para que surjan relaciones sexuales de forma espontánea, se explore en nuevos sitios donde realizar el acto, nuevas posturas, etc. Aunque debemos de tratar que esto no sea así. Con la edad, también debe aumentar nuestra imaginación, imaginación que nos ayuden a probar nuevas experiencias: ¿Por qué no probar en la cocina? ¿Qué tal una cena romántica improvisada? ¿Un baño juntos lleno de espuma? Lee artículos, dale vida a tu imaginación y déjate aconsejar por otras personas que pueden aportarte nuevas ideas.

No solo el coito es importante

Hay veces que el deseo no surge por sí solo, sino que hay que provocarlo. Si nuestra pareja (femenina en este caso) no muestra un deseo incesante cuando comienza el acto sexual, debemos esforzarnos porque surja, ya que eso no significa que no quiera tenerlo. ¿Cómo puedo lograrlo? Prestando mucha atención a los preliminares y alargándolos el tiempo que sea necesario. El acto sexual es algo más que el acto coital. Alargando los preliminares conseguiremos que nuestra pareja cada vez esté más excitada, por lo que es más probable que el sexo sea más apasionado y el orgasmo más placentero.

El orgasmo no debe ser siempre el objetivo

La estimulación sexual femenina no tiene como objetivo siempre el orgasmo, a diferencia de la masculina. Una mujer puede disfrutar igual durante el acto sexual sin necesidad de llegar al clímax. Esto puede confundir a su pareja, que quizás puede sentir frustración si no consigue que llegue, pero debe entenderse que el género femenino en ocasiones ni busca llegar a él, ni lo necesita, y que puede sentir un inmenso placer en el transcurso del acto.

Elige el momento más adecuado

Es difícil concentrarse en el sexo cuando existe un problema emocional entre la pareja. La idea de que el sexo lo soluciona todo y soluciona cualquier problema es errónea. Si existe un enfado con tu pareja, es mejor primero solucionarlo conversando con ella y mantener relaciones sexuales cuando todo esté arreglado, para que así todo fluya, por tanto es muy importante elegir el momento idóneo.

Pregunta lo que le gusta y muestra satisfacción

Tanto si es un acto sexual con tu pareja de larga duración como si es esporádico con alguien que apenas conoces, es importante que sepas lo que le gusta y con qué disfruta. No te avergüences por preguntar, eso sí, elige el momento adecuado para hacerlo y hazlo con delicadeza. La mujer suele estimularse mediante el sentido del tacto, del oído, del olfato… Juega con ellos y hazla disfrutar, y es importante que ella te vea que también disfrutas mientras lo haces.

Cómo favorecer la estimulación sexual en hombres

La estimulación sexual masculina también suele pasar por etapas en la vida en las que no se encuentra en todo su esplendor, bien sea por motivos físicos, en los que habría que acudir a un especialista, o psicológicos como el estrés, la desconfianza, la ansiedad, la depresión, preocupaciones externas o simplemente la pérdida de atracción por la pareja.

Tal y como hemos indicado también en el favorecimiento de la estimulación sexual femenina, la comunicación es fundamental. Así conoceremos la situación por la que está pasando y se buscará en común la mejor forma de solucionarlo. Entonces, ¿cómo puedo mejorar el apetito sexual masculino?

Salir de la monotonía

Despertar la creatividad para salir de la rutina. Toma el mando y rompe con las costumbres que estabas teniendo con tu pareja hasta ese momento. El hombre se siente estimulado cuando ve que su pareja tiene iniciativa y propone cosas innovadoras, principalmente ante situaciones en las que tiene pérdida de confianza.

Conoce las zonas más erógenas y estimula sus sentidos

El cerebro es el órgano principal en el que se genera el deseo sexual y que envía el mensaje a los testículos para la liberación de la testosterona. Por eso, debemos de tratar de llegar a esa parte sensual del cerebro mediante la excitación psicológica.

Aunque es cierto que existen partes del cuerpo que son erógenas que por sí solas, son estimulantes sexuales, como el ombligo, pies y manos, cuello, pezones, boca, pelo… Unas y otras serán más erógenas o menos dependiendo de cada persona. Por ello, lo importante es jugar con todos los sentidos.

Realiza un masaje conjunto

El tacto es el sentido que más se “explota” durante el acto sexual, por ello un masaje en pareja ayudará a conseguir una estimulación sexual. El masaje puede realizarse por todo el cuerpo, empezando por cabeza, espalda, muslos, etc., terminando en las zonas donde tu pareja sienta una mayor estimulación.

Prueba a usar juguetes sexuales

Suelta tu fantasía y lánzate a probar lubricantes, aceites o cualquier otro tipo de juguete sexual que ayude a estimular el apetito sexual de tu pareja y ayude a soltar la imaginación de ambos.

Ayuda a mantener un buen estado físico

La forma física en los hombres es fundamental para mantener una buena estimulación sexual. Una dieta equilibrada, evitar el consumo de alcohol, tabaco y otras drogas y realizar actividad física de forma rutinaria, ayuda a la producción de testosterona, la principal hormona del deseo sexual.