Los secretos para dar un masaje en el Punto G

29 abril 2020

los secretos para dar un masaje en el punto g - sadhana center

El sexo puede ser más placentero de lo que muchos imaginan. Muchas parejas están cansadas de realizar siempre las mismas posturas y buscan información para hacer que sus relaciones sexuales salgan de la rutina, para excitar a su pareja… ¿eres una de esas personas? ¿Quieres saber más sobre el punto G femenino o sobre el punto G masculino? ¿Quieres saber cómo dar un masaje punto G?

Desde Sadhana, nuestro centro de masajes para estimularse sexualmente, vamos a contarte todos los detalles importantes sobre el punto G en ambos sexos y, además, te desvelamos cómo hacer un masaje a un hombre y a una mujer para que ambos disfruten de una experiencia sexual única.

¿Qué es el punto G?

¿Qué es el punto G? A continuación, te hablamos un poco de este controvertido punto del cuerpo.

El punto G, también conocido como punto Gräfenberg, es una zona erógena que poseen tanto las mujeres como los hombres. En el caso de las mujeres, este punto se encuentra internamente, justo  detrás del pubis y alrededor de la uretra.

¿Y dónde lo tienen los hombres? En los hombres se ubica en el ano y, aunque parezca increíble, en estos últimos, si el punto G se estimula adecuadamente puede incrementar la excitación y desencadenar el orgasmo, e incluso culminar con la eyaculación.

Punto G Femenino

El punto G femenino es la zona erógena más placentera de la mujer, es la zona buscada y la más deseada. Son muchas las mujeres que saben de su existencia y que han experimentado el placer del masaje en ella, sin embargo, hay otras muchas que siguen sin descubrirla.

A continuación te hablamos de los masajes en el punto G femenino y te enseñamos cómo encontrarlo.

¿Cómo dar un masaje en el punto G Femenino?

Para dar un masaje en el punto G femenino empieza estimulando con un masaje genital. Es muy importante que la mujer se encuentre relajada, sin estrés, sin obsesionarse con el orgasmo…

Una vez la mujer se encuentre excitada, hay que introducir en la vagina el dedo índice y el corazón y acariciar la pared frontal. Notarás que la vagina se hincha, es justo en ese momento en el que debes doblar los dedos de forma muy delicada y hacer un movimiento con ambos muy específico. El movimiento corresponde al gesto que hacemos habitualmente cuando queremos pedirle a alguien que ‘venga aquí’.

Para completar el masaje en el punto G femenino puedes realizar unas caricias en el clítoris, e incluso en el monte de Venus.

Punto G Masculino

Seguro que piensas que la estimulación del hombre es algo sencillo. Que tan solo hay que estimular los genitales y que este llegue al orgasmo, pero… ¿y si te decimos que es posible otro tipo de orgasmo? ¿Uno mucho más profundo?

¿Cómo dar un masaje en el punto G Masculino?

Para dar un masaje en el punto G masculino y que el hombre disfrute de una forma inimagible debes empezar realizando un masaje genital, por ejemplo, tocando los testículos, el perineo, el pene, etcétera. Debes intentar que el hombre se relaje lo máximo posible. Cuando ya esté completamente relajado, introduce el dedo de forma muy suave y pausada en el ano. Debes ser una persona muy delicada, sobre todo si es la primera vez, con la intención de conseguir que el hombre disfrute de una experiencia muy placentera.

Puedes usar lubricante para aumentar el placer y para que el dedo entre con mucha más facilidad en el orificio. Cuando hayas introducido el dedo, encontrarás a 5 centímetros de la entrada del ano la próstata. ¿Cómo detectar la próstata? Podrás detectarla porque cuenta con músculos suaves y un tejido con más fibra.

Una vez la detectes, empieza a realizar el masajea el punto G de una forma muy suave y recuerda que es muy importante preguntar en todo momento cómo se encuentra tu pareja,  preguntando en todo momento si le está gustando.

Diferencias entre la estimulación del punto g masculina y femenina

Las diferencias entre la estimulación en el punto G masculina y femenina son totales. Principalmente porque ambas se encuentran en puntos diferentes. Tal y como hemos mencionado antes, el punto G femenino se encuentra internamente en el pubis, mientras que el masculino en el interior del ano. No obstante, en ambos es importante mantener la relajación y realizarlo siempre con movimientos muy suaves, preguntando en todo momento como se siente la otra persona para cambiar el movimiento o no, para conocer sus sensaciones e ir mejorándolas.

Desde Sadhana esperamos que este post te haya ayudado a saber más sobre el punto G y, sobre todo, a saber cómo dar un masaje del punto G para hacer que tu pareja experimente una sensación única.

Recuerda que en Sadhana también realizamos todo tipo de masajes, también para parejas, y todo en ello en manos de masajistas profesionales.