Los puntos menos conocidos de la estimulación femenina

20 mayo 2020

los puntos menos conocidos de la estimulacion femenina - sadhana center

La sexualidad femenina es un tema que cada vez, para suerte de las mujeres, está más a la orden del día. Las personas estamos empezando a descubrir nuestro cuerpo de una forma más profunda y ya no nos limitamos. Los puntos de estimulación femeninos ya van mucho más allá del archiconocido punto G.

Aquí encontrarás una exploración de los puntos erógenos femeninos, de cómo encontrarlos y cómo realizar una buena estimulación sexual femenina. Atrévete a conocer mejor tu cuerpo o el de tu pareja.

Puntos de estimulación sexual femenina que debes conocer

Lo primero que debes saber es que cada persona es un mundo. Por lo tanto, no a todas las personas con vagina les va a gustar la estimulación de los mismos ni de todos los puntos erógenos femeninos. Sin embargo, es importante conocerlos para poder explorar los gustos y preferencias de cada uno.

Así que estos son los puntos de estimulación femeninos que debes conocer:

Punto A

El punto A femenino, o Punto AFE, como es conocido científicamente, fue descubierto en los años 90. Sin embargo, muy pocas personas conocen su existencia. Y todavía menos cómo encontrar el punto A o cómo estimular el punto A.

¿Por qué es importante conocerlo? Porque está demostrado científicamente que el 95% de las mujeres que han experimentado con él han tenido orgasmos más intensos. Igual que pasa con otras formas de estimulación sexual femenina, no todas las mujeres están de acuerdo. Pero, con el punto A de la mujer parece que casi siempre sí: algunas consiguieron su primer orgasmo, uno más placentero o una mayor lubricación.

¿Cómo encontrar y estimular el punto A?

¿Cómo encontrar el punto A? No hay dos vaginas iguales, por lo que no está en un lugar exacto. Según los científicos, su localización está entre unos 6cm y 7’5cm al interior de la pared vaginal. Más o menos frente al punto G y el cuello de la vejiga.

Lo mejor es que hay varias posturas sexuales que facilitan cómo estimular el punto A. La mujer boca abajo y su pareja detrás; esta misma postura, pero a “4 patas” y la mujer sentada al borde de la cama y la pareja arrodillada delante.

Punto U

Otra zona para la estimulación sexual femenina es el conocido como punto U de la mujer. Su nombre se debe a su forma de U invertida y a su cercanía con la uretra. Se trata de uno de los menos estudiados, por lo que sabemos cosas bastante superficiales sobre él.

Muchos expertos aseguran que el punto U femenino es el que se encarga de expulsar esos fluidos que se generan antes y durante un orgasmo. Por lo tanto, su estimulación facilita una lubricación natural.

¿Cómo encontrar y estimular el punto U?

Cómo encontrar el punto U es una pregunta bastante sencilla de responder. Entendiendo el significado de su nombre, podemos deducir que se encuentra cerca de las glándulas de la uretra. Más concretamente, bajo el clítoris. Así que podemos asegurar que no resulta demasiado complicado encontrarlo.

A la hora de cómo estimular el punto U, el sexo oral juega un papel muy importante. Se trata de una zona sensible que, si se trabaja con los dedos o con juguetes motorizados, debe hacerse siempre con la ayuda de lubricante. Sin embargo, a pesar de que el sexo oral es más sencillo, se recomienda su estimulación con algunos juguetes específicos para ello.

Punto K

El punto K femenino es otra de esas zonas que fue descubierta hace más de 20 años, pero que muchos no conocen ni han oído hablar de él. El punto Keesling, como es conocido científicamente, es uno de los más placenteros del cuerpo.

¿A qué se debe esta afirmación? A que muchas personas que han conseguido saber cómo estimular el punto K aseguran que han conseguido orgasmos múltiples o los mejores orgasmos de su vida. Entonces, ¿qué pasa con el punto K de las mujeres? Te lo contamos a continuación.

¿Cómo encontrar y estimular el punto K?

Cómo encontrar el punto K es la gran problemática. Es uno de los puntos erógenos femeninos más difíciles de alcanzar. Su ubicación es complicada, está bastante escondido. Tanto, que se le llega a llamar como “el pasaje misterioso”. ¿Dónde se encuentra exactamente? Podrás hallarlo al final de la vagina, cerca del cuello del útero.

Igual de complicado es encontrarlo como saber cómo estimular el punto K. Llegar a él resulta complejo, ya que queda tapado por el propio peso del útero. Sin embargo, durante la excitación, el útero se relaja y deja al punto K femenino a la vista. ¿Cómo estimular el punto K en ese momento? Con juguetes sexuales, con la postura de la L, con el 5 o con la postura del perrito.

Punto G

Por último, vamos a abordar la zona de estimulación sexual femenina por excelencia. El que todos conocemos, el punto G de las mujeres. No vamos a entrar demasiado en detalles, ya que podéis consultar esta publicación de nuestra web para ampliar la información. Pero hemos creído completamente necesario hablar de él.

El punto G femenino ha llegado a considerarse un mito, ya que son muchas las personas que afirman no haber descubierto su paradero. Sin embargo, lo que sucede es que no todas sienten satisfacción con su estimulación.

¿Cómo encontrar el punto G?  Su localización exacta es entre la uretra y el pubis, detrás del hueso púbico. Se le reconoce por tener un tejido diferente al del resto de la vagina.

Para saber cómo estimular el punto G se puede recurrir a ciertas posturas sexuales: la vaquera, el perrito o la posición misionera cerrada.

En conclusión, desde Sadhana recomendamos recorrer nuestro propio cuerpo. Conocer los puntos de estimulación femeninos será mucho más sencillo si la propia persona los conoce y sabe lo que le gusta. No a todas les produce el mismo efecto el mismo punto erógeno femenino.

Así que, para una correcta estimulación sexual femenina, ¡mente abierta y mucha exploración!