Las zonas erógenas del hombre y cómo estimularlas

17 abril 2020

las zonas erogenas del hombre y como estimularlas - sadhana center

Para disfrutar del sexo es necesario conocer las zonas erógenas del hombre y de la mujer. En anteriores artículos te hemos hablado de las zonas erógenas de la mujer y de cómo estimularlas y ahora nos toca centrarnos en los hombres. ¿Cuáles son las zonas erógenas masculinas y cómo excitar a un hombre?

El conocimiento sobre nuestro propio cuerpo puede ayudarnos a disfrutar mucho más del acto sexual y el conocimiento sobre el cuerpo de la otra persona nos ayuda a hacer que disfrute mucho más.

Tipos de zonas erógenas masculinas

A continuación, hacemos una recopilación de las zonas erógenas masculinas.

Pezones

Los pezones son fuente de placer para ambos sexos, masculino y femenino. Esto se debe a que los pezones, tanto de hombres como de mujeres, están llenos de vasos sanguíneos y terminaciones nerviosas que hacen que sean muy sensibles al tacto.

Próstata

La próstata es una glándula que está ubicada justo por debajo de la vejiga de los hombres. Esta es otra de sus zonas erógenas y puede accederse a ella a través del ano o presionando en el perineo (esa zona que se encuentra entre los testículos y el ano).

Frenillo

El frenillo es la parte sensible por excelencia. Es una zona que puede proporcionar mucho placer a los hombres ya que la piel de dicha zona es extremadamente fina. ¿Dónde se localiza? Justo es la zona en la que el prepucio se une con el glande, por abajo del pene.

Orejas y cuello

Las orejas y el cuello son dos zonas erógenas que el hombre comparte con la mujer. Son zonas erógenas masculinas que, sin duda, llaman al deseo sexual. Esto se debe a la gran cantidad de terminaciones nerviosas que hay en estas zonas del cuerpo.

Escroto

El escroto es la bolsa que contiene los testículos. Es una zona muy erógena para los  hombres y, aunque a algunos no les gusta, la mayoría se excitan cuando se les acaricia.

Rafe

El rafe perineal es la costura delgada que se extiende desde el centro de los testículos hasta la punta del pene y está repleta de terminaciones nerviosas por lo que también es muy sensible y puede proporcionar un gran placer.

Ahora que conoces cuáles son las partes erógenas masculinas… ¡seguro que quieres saber cómo estimularlas! La estimulación es clave para tener buen sexo, el conocimiento de estas zonas puede ayudarte a tener unos buenos preliminares y, sobre todo, puede ayudarte a combatir muchos problemas sexuales como: problemas de erección, problemas de eyaculación precoz, etcétera.

¿Cómo estimular las zonas erógenas de un hombre?

Estimular las zonas erógenas de un hombre es más fácil de lo que parece. Tan solo se necesita pasión y conocimiento.

A continuación, te enseñamos cómo hacerlo  en función de la zona:

Cómo estimular a próstata: para estimular la próstata puedes ponerte un poco de lubricante en las manos, concretamente en los dedos, y comenzar a ejercer presión en la zona situada entre el ano y los testículos. Si te atreves a llegar un poco más lejos, puedes introducir tus dedos en el ano del hombre para ayudarle a experimentar un gran placer. Deberás enrollar tus dedos hasta que encuentres una pequeña bola: su próstata.  Cuando la encuentres, acaricia o da pequeños golpes.

Cómo estimular el cuello y las orejas: las orejas, tal y como hemos mencionado, tienen muchas terminaciones nerviosas y son muy sensibles al tacto. Para estimularlas, junto al cuello, puedes empezar a besar el cuello hasta llegar a la oreja y exhalar en ella. Pasa tus labios por la oreja y arrástralos desde la parte delantera hasta la parte trasera.  Puedes incluso realizar algún pequeño mordisco. ¡Le encantará!

Cómo estimular el frenillo: ya sabes dónde está el frenillo, pero… ¿cómo se estimula? Puedes colocarte en una posición que te permita empujarlo, coloca tus dedos contra la parte inferior, justo donde se encuentra el frenillo y realiza movimientos de arriba abajo con la mano y con la boca. Es importante que alcances la punta del pene para que puedas rozar el frenillo y estimularlo como toca.

Cómo estimular el rafe perineal: para estimularlo es recomendable que, mientras tocas el pene, toques el rafe perineal de vez en cuando y suavemente (puedes hacerlo cada 20 segundos por ejemplo). Otra forma de estimularlo es con la lengua, deslizándola a lo largo de todo el rafe (esto también puede ser el principio antes de comenzar a practicar sexo oral)

Tener conocimiento sobre las zonas erógenas masculinas es clave para disfrutar de un buen sexo en pareja. Otra forma de estimular las relaciones es a través de masajes eróticos para hombres, e incluso a través de masajes en pareja. Los masajes son una buena forma de comenzar cualquier relación sexual… ¡nos encantan como preliminares!

Recuerda que si quieres disfrutar de cualquier masaje erótico, por ejemplo el masaje lingam, en Sadhana tenemos un equipo de masajistas que te ayudará a vivir una experiencia placentera única.